25
- agosto
2018
Posted By : admin
La panxolina

Ahora que he bajado mucho el ritmo de ir a comer fuera y descubrir buenos restaurantes (cosas de la paternidad reciente), es un buen momento para dedicar una entrada a algunos de los locales que más he visitado y visito y que por algún motivo aún no había pensado dedicarles su propia entrada (aunque ya los había citado como muy recomendables). Tocará hablar del Bardena y de La Panxolina, seguro los restaurantes que más he repetido el último año. Para empezar, la Panxolina, situado en la calle Rabassa, 37 (Tel 931711404), tocando en Plaza Rovira (donde antes estaba su primo La barriga del obispo, local que había recomendado aquí hace 10 años, veo!). Es bueno, estamos a gusto y lo tenemos al lado de casa: una combinación insuperable.

La sardina y la croqueta

Nos gusta especialmente que nos conozcan y que sepan que cuando nos sentamos mesa, me pueden poner la copita de vino tinto de la casa y prepararnos dos tapas que siempre pedimos: las croquetas y la sardina.

Las croquetas son de las buenas buenas que he probado. Exterior crujiente a base de panko e interior cremoso con trozos de pollo y zanahoria nadando en ella.

croqueta

La sardina marinada es otro imprescindible. De textura y sabor delicado y perfecto, la tienen siempre a la carta, aunque van variando los acompañamientos: este último golpe la berenjena y el curry le apoyaban, sin robar protagonismo.

sardinas

¿Qué más se puede comer?

La carta va variando y es de estilo muy similar a la Barriga del obispo, si habéis estado. Platos en formato tapa, ideales para compartir, mezclando cocina tradicional con algunas influencias de cocinas del mundo (sobre todo asiáticas). La carta de la última visita, a finales de noviembre:

Carta Barriga del obispo

En La barriga del obispo, su cocinero, Xavi Codina, ya demostraba una gran mano con los arroces. Aquí no está en el día a día (aunque vemos que va sacando la cabeza de vez en cuando), pero también los tocan muy bien. Lo que tienen en carta va variando a menudo.

El steak tartar también nos gusta mucho. No iguala el del Bardena, que la adoramos, pero si tanto el repetimos es por algo!

Steak tartar

Del resto, vamos variando, según ha cambiado la carta y siempre atentos a lo que se canta fuera carta. Las carnes suelen ser siempre un acierto, sea la habitual picanya u otros platos como el cordero. Pero vaya, la parte marinera también suele ser un acierto, del pop al corvina.

De postre tienen tres o cuatro. Este último golpe, elegimos una crema de mascarpone con granadas. Siempre suele haber uno de los postres que es selección de quesos y otro para contentar a los más chocolateros. De vez en cuando tienen su versión de helado Drácula, en vaso, que siempre pedimos!

granadas

Por si no nos sentíamos ya bastante a gusto, hace unos meses cambiaron las sillas y mesas altas para sillas bajas: mucho mejor!

Category:

Deja un comentario