05
- septiembre
2018
Posted By : admin
“Pòlvora y canela” de Eli Brown

Otros años el verano había dado por hacer muchas lecturas, este mi hijo y sus continuas mejoras en movilidad y en llevarse a la boca cualquier cosa que encuentre por tierra han monopolizado la atención. Sin embargo he encontrado un poco de tiempo para leer y me he enganchado apasionadamente a este “Pòlvora y canela” de Eli Brown, que ha publicado La Campana, una editorial que normalmente me da garantía con todo lo que publican.

Las dos palabras clave en la sinopsis no me pueden convencer más: piratas y gastronomía. De la parte gastronómica no me hace falta explicar mucho mi pasión. Por otro, las historias de piratas me apasionan, sobre papel y en pantalla. Cualquier día es bueno para recuperar uno de los filmes sobre piratas que aún no he visto (vi especialmente cojo -en pata de palo- en los filmes más antiguos y errolflynescos), como la de la isla del Tesoro del 90 con el Christian Bale bien pequeñito, una adaptación que vimos no hace mucho y que estaba bastante bien. O Black Sails, la serie de piratas con un buen abanico de protagonistas, todos con el corazón fuerza ennegrecido, que nos captar la atención durante varias temporadas (de hecho, hasta la última, que nos hizo bola).

El chef raptado

Una capitana pirata, temible y fuente de mil leyendas, rapta el talentoso chef de un importante apoderado inglés y se la lleva hacia su barco pirata. Allí la capitana Hannah Malbot le dice al cocinero Owen Wedgood que si quiere conservar la vida le deberá cocinar cada fin de semana una comida que podrá preparar durante toda la semana pero que deberá ser tan excepcional que la convenza para perdonarle la vida . Una semana para preparar una cena parece fácil, pero el gasto de un barco pirata que no se detendrá en el suelo en semanas no es un lugar donde encontrar una gran variedad de productos de calidad. Por lo tanto, al Owen le toca utilizar la intuición, el oficio de cocinero y mucha imaginación. Me gustó por ejemplo cuando se plantea como hacer una masa madre para poder hacer panes:

La parte gastronómica es importante dentro de la novela (y muy agradecida) pero es una trama secundaria de la principal, la que recorre el camino del barco de la capitana Hannah (esta vez no me sorprendió que hubiera mujeres pirata tan potentes y importantes: Black Sails ya había y vi que basadas en personajes históricos reales como Anne Bonny). La capitana y su tripulación (llena de personajes bien particulares) van en busca de otro barco mítico y origen de muchas chismes, el del capitán Brass Fox, tan legendario como Hannah.

En resumen, sea verano o no, tómelo y devoráis-lo. La traducción del Xavier Pàmies es otro añadido positivo: la pasión con la que habla del libro en su prólogo se nota en el trabajo que ha hecho!

Category: